11 de noviembre de 2019

Alcázar de San Juan acoge el 25 Encuentro Regional de Familias de Plena Inclusión CLM

Durante el pasado fin de semana, el Auditorio Municipal de Alcázar de San Juan acogió la 25 edición del Encuentro Regional de Familias Plena Inclusión Castilla La Mancha. Una cita que congregó a más de 700 personas de toda la región, entre profesionales, familiares, voluntarios y personas con discapacidad intelectual. Al encuentro asistieron, entre otras personalidades, la Delegada de la Junta en la provincia de Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, y la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor. Una jornada emotiva en la que las historias de vida de personas con discapacidad cobraron protagonismo.

Más de 700 personas de toda Castilla La Mancha, integradas en las diferentes asociaciones que forman parte de la federación Plena Inclusión, se dieron cita en Alcázar de San Juan en la celebración del 25 encuentro de familias y personas con discapacidad intelectual. Unas bodas de plata que estuvieron llenas de emoción, gracias a las historias de vida que las protagonizaron. Historias cotidianas de superación, amistad, éxitos y fracasos, contadas desde el corazón y el propio ejemplo.

Durante el encuentro, Plena Inclusión CLM quiso felicitar al presidente de AFAS, Luis Perales, por sus 80 años y el trabajo desarrollado durante más de 40 años en favor de las personas con discapacidad intelectual. Un merecido homenaje con el que fue sorprendido, de la mano de su hijo, que puso en valor el trabajo silencioso de las familias que luchan por mejorar la calidad de vida y conseguir el empoderamiento de sus hijas e hijos con discapacidad.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, se sumó a esta felicitación animando al auditorio a cantar el cumpleaños feliz por 25 años de lucha por la plena inclusión. Un objetivo que aseguró se encuentra en la línea de trabajo del Gobierno Municipal -de forma transversal- destacando los numerosos servicios con los que cuenta la ciudad dirigidos a las personas con discapacidad. “Somos el Corazón de La Mancha y estamos intentando, y creo que lo estamos consiguiendo, ser una ciudad con corazón. Eso significa, entre otras cosas, que estamos poniendo en marcha políticas que aseguran la igualdad de oportunidades, en todos los ámbitos de la vida, para las personas con capacidades diferentes”.

Carmen Teresa Olmedo, delegada regional, apostó por seguir “derribando muros”, aprovechando este símil por la coincidencia de la fecha del encuentro con la celebración de los 30 años de la caída del muro de Berlín.

“Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma con mayor nivel de actividad de las personas con discapacidad, y eso ha sido fruto del trabajo conjunto de las asociaciones y de las diferentes administraciones. Queremos seguir trabajando en dos líneas con ellos, primero, apostando por la formación de las personas con discapacidad pero también ayudando al sector empresarial para darles la posibilidad de trabajar a las personas con discapacidad que quieren y pueden hacerlo”. Aseguró Olmedo, consciente que la inclusión laboral es el último peldaño para conseguir la plena inclusión de este colectivo.